En bicicleta al trabajo, tendencia en alza entre los cordobeses

Photo by shutterstock

Una de las actividades físicas más completas, versátiles, y convenientes que pueda existir recobra vigencia en tiempos de crisis económica, aumentos en el boleto de transporte y preocupación por el medio ambiente.

 

El andar en bicicleta es una de las prácticas deportivas que más creció durante los últimos años. No sólo es una forma de esparcimiento o deporte sino también un medio de transporte. Los motivos por los cuales se elige este medio a otros para trasladarse en cualquier ciudad son múltiples, diversos y van desde lo económico hasta lo saludable.

Sabemos que cualquier actividad física es saludable y muy beneficiosa para la salud, pero , a diferencia de las otras, ésta se puede practicar tanto en la ciudad como en el campo permitiéndonos elegir el propio destino, el trayecto y sobretodo manejar los propios tiempos.

Desde el punto de vista de la movilidad, la bicicleta puede ser un excelente medio de transporte. En algunos países de Europa, como Holanda o Dinamarca, la cultura del ciclismo urbano es una firme realidad, de hecho en algunas ciudades, hay tantas bicicletas como automóviles.

Practicando este deporte ayudamos al medio ambiente, el ciclismo es un deporte sostenible porque contribuye al cuidado del medio ambiente ya que no se produce gases contaminantes. Podemos ver así, que estamos frente a una de las actividades físicas más completas, versátiles, y convenientes que pueda existir. Ahora bien, veamos porqué:

 

Pedalear para el cuerpo y mente

El ciclismo es un deporte de bajo impacto que permite trabajar el organismo manteniendo el equilibrio y el balance. Mejora el sistema cardiovascular fortaleciendo el corazón y los pulmones, puesto que con el movimiento de las piernas aumenta el ritmo cardíaco, disminuye la presión arterial y como consecuencia, previene en un 50 % el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

La circulación sanguínea sube y agiliza el oxígeno que llega al cerebro con más rapidez permitiendo que las neuronas trabajen con más efectividad. Si nuestra energía se acrecienta, el cuerpo adquiere más resistencia. Todo el peso de nuestro cuerpo se apoya sobre las caderas, fortaleciendo así las rodillas. Se tonifican los músculos de las piernas y adoptamos una correcta postura de la espalda fortaleciendo la zona lumbar, reduciendo así la posibilidad de hernias.

 

En bici al trabajo
FOTO de RICARD CUGAT

La frecuente práctica del ciclismo trae consigo el beneficio de bajar de peso. Se aconseja pedalear 30 minutos diarios y cuanto más intenso sea el pedaleo más efectiva será la quema de grasas.

Con el fin de trasladarnos de un lugar a otro a buen ritmo, quemamos calorías casi sin darnos cuenta y nuestro organismo nos pide reponer energía y comer. Aquí debemos ser cuidadosos con la ingesta de alimentos y no dejarnos llevar por la ansiedad que nos deja semejante esfuerzo. En el mercado digital, hay numerosas apps y dispositivos que permiten ver la distancia, calorías y ritmo cardíaco que llevamos, tampoco está demás consultar con un nutricionista quien nos hará un buen plan de alimentación.

Esta actividad cardiovascular, intensifica la secreción de endorfinas, originando la agradable sensación de satisfacción luego del esfuerzo. Nuestra mente se oxigena despojándose de pensamientos negativos, mientras que la dopamina se libera produciendo una sensación de placer. En definitiva, aumenta la sensación de felicidad al subir el nivel de energía y bajando la sensación de fatiga y estrés.

Practicando esta actividad regularmente, podremos dejar de padecer noches de insomnio reduciendo los signos de envejecimiento, protegiendo a nuestra piel de los radicales libres  y mejorando nuestro sistema inmunológico.

 

La Bicicleta como medio de transporte

El ciclismo urbano no sólo es una tendencia importada de países europeos en donde se pedalea por una cuestión de salud o ecología, sino que es un medio de transporte y hasta en algunos casos, una forma de vida.

Pocas son las ciudades que están preparadas para usar la bicicleta como medio de transporte como por ejemplo Rosario y Mendoza. Mientras que Buenos Aires es la cuarta en Latinoamérica, cuenta con Ecobici que es el Sistema de Transporte Público en Bicicletas con 2500 bicicletas en circulación, 200 estacionamientos y totalmente gratuito.

Ahora bien ¿Qué es lo que motiva elegir a la bicicleta como medio de transporte?.

Transportándonos en bicicleta dejamos de depender del sistema de transporte público.  Manejamos nuestros tiempos y ahorramos el gasto del combustible y el estacionamiento del automóvil. La cantidad de ciclistas se acrecienta a diario y la infraestructura ¿es la necesaria para contenerlos?.

En Córdoba, la sobrepoblación de automóviles y el caos vehicular que eso implica, las movilizaciones “casi diarias” que desvían la circulación de colectivos alterando la rutina de cualquier peatón y la reciente suba del boleto del transporte público de pasajeros convierten a la bicicleta en un excelente medio de transporte. Y más aún teniendo en cuenta los turbulentos momentos económicos que vivimos actualmente, la bici más que una opción, se vuelve casi una necesidad.

 

en bici al trabajo
Photo by David Lariviere on unsplash

Desde la Agencia Córdoba Joven junto al Club del Pedal, se abrió un programa que consiste en el otorgamiento en calidad de préstamo y comodato de una bicicleta para quien la solicite, dentro del ejido urbano. En todos los casos los usuarios deben ser mayores de 18 años y es totalmente gratuito.

En Córdoba las ciclovías están mayormente ubicadas en espacios verdes orientadas al uso recreativo, es decir son bicisendas más que ciclovías. (Las bicisendas generalmente están hechas para paseos y en parques y plazas). Las ciclovías pensadas como medio de transporte representan tan sólo un pequeño porcentaje de lo que realmente se necesita.

Sin embargo, se espera de la realización de proyectos pendientes a fin de realizar una red en el casco céntrico con diferentes vías de acceso. El proyecto municipal propone crear una especie de anillo de ciclovías en el casco urbano de ciudad con sendas que lleguen desde La Cañada, 9 de Julio, Deán Funes, Ituzaingó, Rosario de Santa Fe y bulevar Guzmán. En total, serán 21 kilómetros que se sumarían a la red.

 

Crecen las ventas del rubro Ciclismo

Vemos como las ventas de bicicletas se va acrecentando, como así también los comercios, talleres y actividades relacionadas al mundo del ciclismo. Kalil Pronotti, dueño de “Biking bicicletería”, nos cuenta que atiende una infinidad de clientes que llevan sus bicicletas para hacer arreglar o realizar algún tipo de mantenimiento. Remarca que últimamente la demanda viene traccionada por los chicos que trabajan en las plataformas de envíos.

“Nosotros les recomendamos que usen cascos, frenos en buen estado y cambios para mejorar el andar de la bicicleta. Las medidas de seguridad son importantes, andar con casco, rodilleras, guantes, buen calzado. Los guantes son importantes porque cuando uno tiene una caída, lo primero que pone son las manos. Y siempre estar atentos a todas las circunstancias de la calle porque la ciudad de Córdoba no está bien preparada para el uso de la bicicleta como vehículo. Hay pocas ciclovías y en algunas calles la permanencia de taxis y colectivos hacen más difícil la circulación”.

“Cualquier tipo de bicicleta si tiene buen mantenimiento de frenos y llantas está bien para desplazamiento en la ciudad de un punto a otro, pero lo ideal sería una de buen rodado y con cambios. Quizás en una bicicleta con peñón libre se pedalea un poco más, pero van a andar bien porque en la ciudad no tenemos muchas subidas o bajadas. Aconsejo no olvidar llevar inflador porque casi siempre pinchás por el mal estado de las calles, esquivás un pozo y te agarrás otros tres más”.

 

Tendencias en equipamiento

El kit de seguridad lumínica para bicicletas garantiza a quien transita por la calle en horas de la noche una buena visualización al movilizarse, especialmente entre vehículos de mayor porte.

Los bolsos de equipamiento para andar en bicicleta vienen con adaptación a la parrilla, también están los porta celulares, para el manubrio, en forma de triángulo para cuadro, alforja trasera y hasta bolsos bajo asiento o para caño.

En otros países como Chile se consiguen máscaras antipolución para evitar el smog de las grandes avenidas, reflectantes adhesivos laterales para llantas que brillan en la oscuridad y, campanillas que funcionan como bocinas, fundas para mochilas reflectantes, etc.

Algunas oficinas o empresas cuentan con mobiliario para poder estacionar las bicicletas, pero en caso de no tener espacio para resguardarla algunos comercios ofrecen trípodes o soportes para parar la bicicleta y poder guardarla en forma vertical.

En la ciudad de Rosario, hay empresas que instalan alarmas para bicicletas. No conocemos si en Córdoba puede conseguirse esta prestación, pero lo cierto es que las aseguradoras ofrecen cobertura contra robo.

en bici al trabajo
Photo by jonny-kennaugh on unsplash

 

Tips para ser un buen ciclista y no morir en el intento

Los expertos comparten algunos consejos acerca de cómo sobrevivir al tráfico de la ciudad:

– Recordá que el ciclismo urbano es un medio de transporte y no una carrera: si se abre un espacio entre dos carriles, no quieras ganarle a un auto.

–  Si algún automovilista pone en peligro tu integridad, no discutas, la idea es llegar  tranquilos y sanos a nuestro destino.

– Salir con suficiente tiempo como para hacer frente a cualquier eventualidad.

– El casco debe ser lo suficientemente acolchado para mayor protección.

– Mantenerse alejado de las puertas de autos y colectivos. No ir por la derecha de un transporte público.

– Hay que fluir con el tráfico sin perder el control sobre la bicicleta. No hacer movimientos inesperados ni imprudentes.

– Observar constantemente a tu alrededor y sobre todo hacia atrás. Sé prudente en todo momento

– Ser visible de noche con reflectantes y luces.

– No temas caerte. Es normal distraerse y perder el equilibrio. Alguien dijo “Ciclista que no se ha caído, se va a caer”, una caída genera más prudencia.

– Utilizar candados o cadenas, el eslabón de acero templado es una buena opción. Si pasás por el mal momento de ser asaltado, dejá ir a la bici, nada es más valioso que tu propia vida.

 

Llevar niños en bicicleta ¿es posible?

Trasladar niños en bicicleta es más común de lo que pensamos. Papás y mamás no sólo llevan de paseo a sus niños en bicicleta sino que también incluyen este medio en sus rutinas diarias  llevarlos al colegio o guardería por ejemplo. Veamos qué tipo de accesorios, sillas y cuidados se requieren:

Silla trasera: se encuentran con facilidad y no hace falta tener una bicicleta especial para poder adaptarlas

Silla delantera: así podemos estar más pendientes del pequeño porque lo estamos viendo mientras manejamos.

Enganches para bicicleta del niño: Es apropiado para cuando el niño está aprendiendo a usar la bicicleta, este enganche permite unir ambas bicicletas y llevar al niño cuando se canse.

Remolque o trailer: se trata de una bicicleta de carga adaptada a un remolque. Algunos vienen preparados para la lluvia y con ventanas para que el niño pueda disfrutar del viaje

Tándem: A través de un enganche se acopla la bicicleta del menor atrás.

Siempre que tomemos los recaudos necesarios, podremos brindarles a nuestros pequeños un lindo paseo y sobretodo seguro.

 


 

Lo que no hay que hacer:

. El niño/a sentado en el poste superior del cuadro de la bicicleta: Esta posición puede afectar el control de la bicicleta y podemos llegar a perder el equilibrio y se puede caer.

. El niño/a sentado en el manubrio: Aquí se reduce el control y la maniobrabilidad y si se frena repentinamente el/la niño/a puede caerse hacia adelante.

. El niño/a sentado en la pierna del padre sujeto por uno de los brazos, aunque parezca divertido para el niño, esta posición reduce el control en los brazos.

. El niño/a parado en el portabultos: mientras el niño se sujeta a los hombros del padre, un piso con baches puede provocar un freno repentino y puede caerse.

 

Ciclistas en Córdoba nos cuentan sus experiencias:

Georgina Navas, estudiante de Psicología, trabaja en el Paseo del Jockey

“Hay obstáculos en la ciudad y hay que concientizar sobre todo al que va en el vehículo”

“Cuando venís en la ciclovía te pasa que de repente se corta y tenés que lidiar con los vehículos. Acá el peatón no tiene prioridad y en la bici te pasa lo mismo, en los embotellamientos mucho menos y uno queda supeditado a la suerte para que no le pase nada. Yo voy desde Nueva Córdoba a Barrio Jardín y hay una intersección en las vías, una rotonda que hay de paso a Cruz Roja y ahí nunca paran los vehículos. Ya tuve dos ocasiones en las que casi me pisan, y que no pasó porque frené pero los autos no paran. En las avenidas más angostas, no hay ciclovías y a veces te tenés que bajar de la bici, cuidarte cuando abren la puerta de los autos porque nadie se fija. Hoy en día se está utilizando mucho más la bicicleta y hay que concientizar sobre todo al que va en el vehículo”.

 

Mikeas Perea, trabaja para el call center Konecta

“Los beneficios de usar bici son muchos”

“La distancia que hago a diario son 10 kilómetros diarios, 5 de ida y 5 de vuelta tomando el camino más corto. Los beneficios son económicos ya que no usas transporte público, como así también de tiempo ya que es un medio propio que te permite manejar tus horarios. Tiene el beneficio de la salud para que el cuerpo no sea sedentario, ayuda al corazón, es una actividad física bastante buena, te mantiene alejado de las enfermedades debido a la actividad física.

Las contras muchas veces son que el resto de los vehículos más grandes no respetan al ciclista y además ante cualquier impacto el ciclista puede salir muy malherido. Uno está muy expuesto al robo, las inclemencias del tiempo afectan el traslado ya sea con lluvia o demasiado calor.

Al llegar al trabajo uno puede asearse, debe tener en la mochila vestiduras para cambiarse. En mi lugar de trabajo existe la posibilidad al día de hoy de poder guardar la bici en una jaula bastante segura.

La ciudad de Córdoba no está muy bien preparada para usar la bici debido al mal estado de las calles, la falta de señalización y sendas para bicis, mucha falta de educación vial desde la parte de los vehículos motorizados. Y en las rutas está prohibido el uso de bici y debería de ser tan legal como el uso de un auto por ejemplo y aún más debido a que una bicicleta no afecta al medio ambiente”.

 

Paola Tolosa, trabaja en el equipo de consultores informáticos para Bancor

“Llego a trabajar contenta de haber hecho ejercicio durante la mañana”

“Vivo en Yofre Norte hasta el centro recorro a diario entre 8 y 9 km  para ir a trabajar. El beneficio es que el ejercicio genera endorfinas, llego a trabajar contenta de haber hecho ejercicio durante la mañana y voy escuchando música. Son 40 minutos. Las contras son los días de lluvia, tengo que llevar muchas cosas en la mochila por ahí me da fiaca salir a la mañana, pero una vez que agarro la bici, ya está. Otra contra es si hace mucho calor, más que todo el clima.

Luego del traslado en bici voy preparada el trabajo en la oficina. Si hace mucho calor, voy vestida tranqui, sin campera. Llevo desodorante y una muda de ropa en la mochila. Si hace frío, entro en calor. Si hace calor, me ahorro de ir en colectivo y evito sentir los olores del colectivo, o ir apretada en el colectivo.

En mi trabajo lo único que habilitaron son los bicicleteros, que es un lugar en donde dejar la bici. Eso es un aliento, porque antes yo tenía que pagar una playa para poder dejar la bici. Sí, faltan algunas cosas como por ej un lugar donde cambiarse o duchas para esas personas que hace más km o tengan ganas de ducharse y esas cosas. Pero bueno, por algo se empieza.

En Córdoba hay pocas ciclovías, he visto otras ciudades que están un poquito mejor preparadas. Córdoba tiene un terreno un poco complicado porque tiene muchas subidas y bajadas. Veo como que en algunos años puede estar un poco más preparada y la verdad que me gustaría. Por ejemplo en Buenos Aires, hay un poquito más de ciclovías o alquiler de bicicletas. Acá estamos un poquito dormidos en ese sentido.

Voy a agregar que recomiendo 100% ir a trabajar en bicicleta y más para aquellos que estamos sentados 8 horas. Ando en bicicleta los fines de semana. Es una forma de entrenar para los que no tenemos tiempo los días de semana”.

 

Diego Salcedo, trabaja en el call center Konecta

“Todo pasa por una cuestión cultural”

“Recorro a diario 10 km, 5 de ida y 5 de vuelta para ir al trabajo y es una zona completamente urbana. El beneficio es primeramente económico porque no se gasta en colectivo. El único contra puede ser el tema del tráfico, si te agarra una hora pico, el tráfico es muy intenso y por ahí los automovilistas no tienen en cuenta las bicicletas, prácticamente somos invisibles para ellos.

Para el trabajo no se requiere de mucha preparación, en los días de mucho calor, se lleva una muda de ropa alternativa o también en los días de lluvia y uno se cambia allí.

En el trabajo sí cuentan con un lugar para dejar acomodadas las bicis, pero no se habla mucho de transporte o de cómo cada uno llega a trabajar. Creo que deberían fomentar el ir a trabajar en bici sobre todo a la gente que vive cerca o relativamente cerca.

Yo creo que cualquier ciudad como Córdoba está preparada para andar en bicicleta. Me parece que todo pasa por una cuestión cultural, si impulsaran el uso de la bicicleta se ahorraría muchísimo desgaste en el tráfico, creo que sería muy cómodo y aparte para el bolsillo también, con lo que sale el transporte, hoy en día”.

El ciclismo urbano no es moda, es una consecuencia natural de la evolución urbana.

Quienes eligen este modo como medio de transporte, conocen el caos de las calles y saben del estrés que implica subirse a un colectivo  o manejar un auto.

Quienes pedalean a diario se sienten libres, porque no dependen de los tiempos de otros.

Quienes dejaron el sedentarismo para convertirse en ciclistas urbanos optaron por una mejor calidad de vida, priorizando la salud mental y corporal. Sin titubear atraviesan todos los días el monstruo del tráfico esperando más ciclovías y más seguridad por parte del estado y más respeto por parte de motociclistas y automovilistas.

 

Colaboración de Karina Quiroga.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here